Revista tráfico de experiencias

La invitación es a leer, a reflexionar, y a ponerse al acecho de las experiencias que tenemos alrededor para, también, contar. Las cosas necesitan ser miradas para que ofrezcan lo que tienen para dar, en un ejercicio por producir una lectura que vea la potencia más allá de los estereotipos. En cada lugar, desde las ramificaciones de la vecindad, de los vínculos (¡de los conflictos!), enterarse, encontrarse, invitar, preguntar, dar cuenta; mantener una pregunta activa sobre los criterios de valor y de discriminación -¿por qué, o para qué, esto que se hizo acá, merece ser cuidadosamente narrado y compartido?

Ver más

Posts navigation