El 8 de marzo  resulta de suma importancia para la función escolar de formación ciudadana, pues permite visibilizar una de las tantas situaciones históricas de desigualdad. Durante todo el mes se extienden las acciones y actividades reivindicatorias de esta fecha, lo que posibilita habilitar tiempos para el análisis con nuestras/os estudiantes, sobre los factores políticos, culturales, económicos y sociales que la explican, así como los modos en que éstos se reflejan en nuestra vida cotidiana.

Desde fines de la década del noventa, el Día internacional de la Mujer Trabajadora se introdujo como objeto de enseñanza en los diferentes marcos curriculares de nuestro país y provincia, integrando los contenidos de formación de ciudadana. A continuación proponemos un material que contiene algunos ejes para reflexionar sobre su relevancia y modos posibles de tratamiento en la escuela, así como algunas propuestas de actividades, recursos y materiales.

La incorporación del 8M en nuestras aulas durante todo el mes de marzo es una oportunidad para reflexionar, repensar(nos), y construir aprendizajes con nuestras/os estudiantes sobre las desigualdades aún existentes. También, para elaborar ideas e imaginar qué y cómo hacer para transformarlas, en pos de construir una sociedad y un mundo más justos e igualitarios.

Les compartimos además:

📗 Un Cuadernillo acerca del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, elaborado por la Secretaría de Género de CTERA. Edición 2020

📕 Documento de la Intersindical de Mujeres en torno a este #8M Paro internacional de Mujeres.